Buscar este blog

Reseña de Sombra y hueso

miércoles, 4 de marzo de 2015

BookDepository | Amazon

> Páginas: 423
> Encuadernación: Tapa blanda con solapas
> Año de edición: 2013
> Editorial: Hidra
> Precio: 16,50 €

Alina Starkov no espera mucho de la vida. Se quedó huérfana después de la guerra y lo único que tiene en el mundo es a su amigo Mal. A raíz de un ataque que recibe Mal al entrar en La Sombra, una oscuridad antinatural repleta de monstruos que ha aislado el país, Alina revela un poder latente que ni ella misma sabía que tenía. Tras ese episodio, Alina es conducida a la fuerza hasta la corte real para ser entrenada como un miembro de los Grisha, un grupo de magos de élite comandado por un individuo misterioso que se hace llamar El Oscuro.



Sombra y hueso es una de estas novelas de las que siempre he odío hablar maravillas pero de la que poco sabía. No fue hasta que Mike, su traductor, me regaló un ejemplar que decidí definitivamente, leerlo. Es por ello que introduje el ‘empezar la saga Grisha’ en mi Book Jar Challenge. Tenía ilusión por empezar la saga. Muchísima. Y hoy os voy a contar qué me ha pasado.

Creo que esta novela tiene un síndrome que últimamente me encuentro bastante. Se trata del Síndrome del Ecuador. Esto significa que una vez sobrepasada la mitad, las historias decaen. Claro que se puede dar a la inversa, pero se ve muy poquito (y las veces que se ve, como en Medianoche de Claudia Gray, se ve MUY bien). En el caso de Sombra y hueso, el resultado es una primera mitad bestial y una segunda mitad sobrante. A ver, me explico.

La primera mitad de la novela es espectacular. El mundo de los Grisha es un mundo con muchas características de la fantasía épica, pero no por ser literatura juvenil se convierte en un mundo simplificado. No. Y eso está muy bien, porque muchas veces las autoras y autores nos subestiman pensando que no somos capaces de enfrentarnos a mundos tan complejos por ser jóvenes. Y Leigh Bardugo nos presenta una fantasía del corte clásico como se nos presentaría en un mundo de Robert Jordan o Terry Pratchett. Pero es que ya no solo el hecho de presentar ese mundo sin prejuicios, sino la manera de introducir la historia. Desde booms como Los Juegos del Hambre, la introducción de las tramas tira a ser simplista al principio y con una tendencia a ir complicándose y llenándose de explicaciones según avanza ésta. Sin embargo, antes las cosas no se hacían así.

Leigh Bardugo utiliza la técnica que veíamos en las novelas juveniles de hace unos años, como La orden de la Academia Spence o incluso Traición, el primer libro de la saga Feos. Pongo estos ejemplos porque son de la quinta previa al boom simplista y siguen la estructura que comento, no es que esté comparando las historias, ni mucho menos. Lo que iba diciendo: que Bardugo sigue ese esquema. Presenta la historia tranquilamente, dibujando los personajes y explicándonos de dónde vienen. El mundo se presenta también de este modo, como algo que el lector va descubriendo poco a poco y desde un primer momento. Esto hace que la historia resulte más cercana, sobre todo hablando de los personajes, porque primero los conoces y después ocurren cosas. Esto ahora apenas pasa, y no quiero decir que sea malo, sino que simplemente lo veo efectivo y me pone nostálgico.

El problema con esta introducción es que todo absolutamente se presenta espectacularmente bien, dejando las expectativas para lo que nos depara bastante altas. Además, habiendo algunos giros en la trama lo que vamos esperando es uno más grande, ¿no? Pero es que Sombra y hueso peca de eso… porque no tenemos el gran giro. No llega. En su lugar, tenemos un semigiro. Pero es un semigiro relacionado con algo irrelevante que desencadena una trama innecesaria, así que ¿qué tenemos? Un Síndrome del Ecuador. Y me da mucha pena, y mucha rabia.

La novela tenía mucho potencial durante su primera mitad, pero la historia y los personajes se empiezan a tambalear hacia el ecuador, como comento. A partir de ahí, Alina, la protagonista, se transforma en una chica con unos pensamientos absurdos y la historia se centra en tramas secundarias o acciones que no aportan nada a la trama. Lo bueno es que más hacia el final, la historia recupera. Pero vuelve a caer. Y recupera. Y cae. Aunque al menos entretiene, y eso es algo que se agradece.

Uno de los problemas que me encontré respecto al ritmo de la novela es la importancia de Mal. Va y viene. Al principio parece un personaje esencial y realmente me gustaba, le veía mucho juego, pero se va desdibujando en la trama hasta desaparecer. Su importancia se reduce a ínfima para más tarde, volver a tener un papel importante. Pero no es efectivo. El personaje se pierde, a la vez que su esencia, y Mal se convierte en algo vacío y ajeno. He de decir, en defensa de Bardugo, que El Oscuro suple algunos de estos fallos. Aunque sea un pesonaje algo típico, es místico y está lleno de recursos (como personaje), que la autora no duda en utilizar. Me gusta su tratamiento y evolución con Alina, a la vez que la importancia que tiene en la trama y la multitud de facetas que presenta.

Lo que más pena me da es que no he visto explotado el mundo de los Grisha, cuando es un mundo que tiene mucho que dar. Tiene historias, pueblos, modos de vida, magia, estirpes… Hay muchas combinaciones de buenas tramas posibles, pero creo que Leigh Bardugo ha decidido atajar, quizá, por lo fácil. Me parece que la primera parte es muy buena pero que en la segunda, se volvió algo vaga, dejando las tramas sin fuerza y deshinchando el entusiasmo del lector.

He disfrutado el libro en general, me ha entretenido y enganchando (mucho menos en la segunda mitad) y ha conseguido transportarme a un mundo perfectamente construido lleno de magia bastante creíble. Las páginas se pasaban solas y las tramas que me mantenían en vilo se resuelven de manera magistral. Claro que no todas, pero las que más me gustaban, justamente, sí.

En mi caso, tengo muchas ganas de ver qué ocurre en la segunda parte. Con suerte, además, la leeré en una lectura conjunta y siempre es una experiencia única. Espero contaros qué opino de Asedio y tormenta pronto, puesto que tengo claro que me gustará más pues ya me han avisado de la entrada de un nuevo personaje maravilloso.



Lo mejor: 
el mundo de los Grisha.

Lo peor: 
a partir de la mitad.


Sombra y hueso (Grisha, #1)Sombra y hueso by Leigh Bardugo
My rating: 3 of 5 stars

La primera mitad de la novela es absolutamente increíble. La leí prácticamente de seguido, sumergiéndome en el mundo creado por Leigh Bardugo de un modo irrevocable. La manera de introducir la trama y los personajes me recordaba a la típica hace unos años (las corrientes cambian), y eso hizo que conectase aún más con la novela. Sin embargo, a la mitad de la novela hay un punto de inflexión que hace que todo se vaya al garete. La conexión que creía tener con Alina se pierde, y no me siento identificado con ella. El personaje de Mal se deja en el olvido, y se rescata como algo necesario y de repente cuando a la Bardugo le sale del higo, haciendo que su presencia sea irrisoria. Y además, la atmósfera que tan bien había creado la autora durante la novela, se pierde y se queda como algo secundario, ¡cuando tenía un filón increíble!

Sin embargo, el universo de los Grisha da para mucho más. Para muchísimo más. Pero creo que ese momento crucial en el ecuador de la novela hace que ésta decaiga muchísimo respecto a su primera parte, con una trama menos interesante y que retoma fuerza de manera puntual. Eso sí, el final deja algo interesante para su segunda parte, que leeré sin dudarlo. Me ha gustado, pero no me ha parecido la maravilla de la que todo el mundo me hablaba. Y en parte me da pena, pero no puedo remediarlo.

View all my reviews

No he podido añadir un A fondo porque creo que me he explicado bastante bien en la reseña, y tampoco necesitaba profundizar mucho más. De verdad (os lo juro) tengo muchas ganas de ver qué ocurre en el siguiente libro. DE VERDAD.

9 comentarios

  1. Hola :)
    No sé por qué pero a mí esta trilogía no me termina de convencer, hay algo que no funciona conmigo y no creo que la lea. Aún así, me interesa saber qué te va pareciendo ^_^ Así que espero que disfrutes más con la secuela.
    ¡Un beso guapo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    Hace bastante que quiero leer la trilogia, pero aún no me he hecho con los libros. Es una pena que vaya decadiendo... Aún así le daré una oportunidad.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Tengo la trilogía en mi lista de pendientes.

    Gracias por la reseña, ¡un beso!

    ResponderEliminar
  4. Yo llevo tiempo queriendo leerla, pero nunca me animo me pasa como a ti :)

    ResponderEliminar
  5. le tengo curiosidad pero eso de que sobre la mitad, no se,como que no me termina de convencer
    un beso

    ResponderEliminar
  6. En mi caso la primera parte es predecible y conocida, pero a la mitad de la segunda parte el libro desbarato todo lo que yo pensaba. Por eso me gusta

    ResponderEliminar
  7. A mi es una saga que me llama un montón, y espero poder leer algún dia.
    Besotes

    ResponderEliminar
  8. ¡Hola!
    Esta saga me llama muchísimo la atención desde que la vi por Goodreads tanto por su portada (entra por los ojos sí o sí), como por su sinopsis y por todas las buenas opiniones que he leído de ella. Así que me alegra en cierto modo encontrarme con una reseña no-tan-positiva, ya que mis expectativas estaban por las nubes y ahora sé que igual no he de esperar tanto de ella (o por lo menos evitaré que me decepcione mucho). De todos modos lo leeré en cuanto pueda.
    ¡Gracias por la reseña!
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  9. Jaja que contradicciones, a mi me ha encantado y no dude ni un solo momento a ponerle 5 estrellas en mi reseña, puede que alguna de las cosas que dices tengas razón pero yo no lo encuentro ningún absurdo. No sé, tenemos muchas opiniones diferentes pero aun así me ha gustado tu reseña ^^

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!