Buscar este blog

Reseña de Quantic Love

miércoles, 19 de noviembre de 2014

BookDepository | Amazon

> Páginas: 239
> Encuadernación: Tapa blanda con solapas
> Año de edición: 2012
> Editorial: La Galera
> Precio: 17.95 €

En el CERN, el centro de investigación más avanzado del mundo, entre experimentos de viajes en el tiempo y de teletransportación, entre partículas que superan la velocidad de la luz y otras que revelan el origen del Universo, la joven Laila se enfrenta al mayor misterio que existe: cómo decidir entre dos amores. Por un lado, Alessio, un atractivo periodista; y, por otro, Brian, un cerebral científico que oculta un gran secreto. 


Estamos ante una novela que en su tiempo, vino precedida por el éxito de La puerta de los tres cerrojos. La autora trató de cambiar de registro, no sé si por que la editorial se lo pidió o porque lo que buscaba era un público más amplio. Lo que no se puede negar es que la jugada no sale del todo bien. Os comento: una utor de middle-grade tiene que hacerlo realmente bien para pasar por un autor de juvenil. En condiciones claro. El caso de Sonia es curioso, porque la temátima podría haber tenido algunas escenas interesantes sobre la adolescencia, pero en cambio, Sonia no aprovecha estas oportunidades.

Más que una novela juvenil, parece una coming-on-age pero eso sí, un poco tardía. La protagonista es infantil hasta decir basta, pero ojo, solo en cuanto al amor. Si le ponemos al lado de una Moleskine y biografías de científicos, es una persona muy centrada y madura. En cambio, al ponerla en el plano amoroso, su comportamiento es de niña caprichosa y deja bastante que desear.

Antes de hablaros de la idealización en Quantic Love, que juega un papel importante, quiero deciros cuánto daño han hecho los estereotipos (que espero que lo sepáis, pero os lo recuerdo). Angie, la compañera de cuarto de la protagonista, es bastante básica en cuanto a personalidad. Está cortada por el patrón de chica lista fiestera que se lleva a todos de calle. Meh. Me aburro.

Y claro, de este estereotipo la protagonista no se libra. Es la chica torpe y guapa que no se cree guapa y que es del montón, pero que realmente es guapa y juega con eso de no saberlo y utilizarlo. Esto consigue que se ligue a un friki, Brian, y a un buenorro standard, Alessio. Ambos interesantes, misteriosos… ¡y buenorros! Porque de Alessio ya se sabe, pero de Brian pilla ‘por sorpresa’. Nadie nunca se ha visto atraído por él pero resulta ser un descubrimiento, siendo más guapo de lo que parece sin gafas y con cuerpazo. ¡Qué suerte tiene nuestra chica, ¿verdad?!

La escena en la que se revela que Brian es un hombre propio de salir en los anuncios de colonia es la típica escena que esperas que NO pase. Pero pasa. Y te hace poner los ojos en blanco. Es demasiado típico, demasiado visto, demasiado utilizado. Pero bueno, a la muchacha le sale bien la jugada. Aunque sus ralladas molestan un poco durante la novela, no es nada que te descentre de la lectura. Que si me voy con uno, que si ahora con otro…

Aquí es donde aplaudo a Sonia, pues ha sabido reflejar bien la sociedad adolescente, consiguiendo que no se presenta a la chica como una ‘puta’. Esto, lo de las relaciones, ha sido muy interesante. Pese a esos estereotipos e idealizaciones, las relaciones en sí se construyen naturalmente y fluyen sin presiones. Aunque realmente, es lo poco a destacar de la novela, y con las cosas que he comentado, queda relegado a un segundo plano.

Puede que por la edición, o puede que por el estilo de Sonia, pero Quantic Love se lee rápido. Increíblemente rápido. En una novela con más cosas malas que buenas se agradece, la verdad, porque sales del paso mucho más rápido. Algo de esto me pasó con Diez. Según Goodreads, un dos sobre cinco es que la novela estuvo bien. La cantidad de anécdotas y referencias científicas de la novela consiguen que la nota no sea un uno, porque creáis que no, yo, de letras purísimas, he descubierto hechos interesantes sin que me resultaran aburridos. La selección de anécdotas es genial, y la manera de contarlas también.

Quantic Love es una novela que podría haber sido mejor. Si esperáis romance cansino pero realista y una novela ágil pero sin trasfondo, este es vuestro libro. Personalmente, quiero probar a la autora en su primera novela, para ver cómo se mueve en el middle-grade.

Lo mejor: 
la rapidez de la lectura.

Lo peor: 
(leer reseña para mayor análisis)

Quantic LoveQuantic Love by Sonia Fernández-Vidal
My rating: 2 of 5 stars

Pues eso, como dice Goodreads: 'estuvo bien'. Una historia con unos personajes completamente planos y, en el caso de la protagonista, infantiles. Algunas escenas eran ridículas, pero en general, la novela entretiene y sirve para aprender curiosidades de la ciencia.

View all my reviews

8 comentarios

  1. Yo lo leí hace bastante tiempo, y por lo que veo me gusto más que a ti!!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Le puse medio punto más que tú, pero vamos, que pensamos parecido XD

    ResponderEliminar
  3. A mí tampoco me gustó demasiado y coincido contigo en que lo mejor son las curiosidades científicas que explica.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hace poco lo leí y la verdad no me gustó porque la protagonista era infantil a decir basta y en cuanto al amor no era capaz de tomar una decisión por si sola. Lo único bueno eran los hechos curiosos de los cientificos. La verdad teniendo el ambiente que tenía podía haberlo utilizado mucho mejor.

    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Creo que no me llama pero nada la atención

    ResponderEliminar
  6. Lo lei hace bastante tiempo pero por lo que veo me gusto bastante más que a ti, y si lo más interesante fueron las curiosidades cientificas

    Un beso <3

    ResponderEliminar
  7. No me llamaba antes, ahora menos.

    abrazos ( de oso )

    ResponderEliminar
  8. A mi este libro siempre me ha llamado, pero de momento lo dejo pasar.
    Besotes

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!