Buscar este blog

Tópicos heterosexuales en la literatura juvenil

jueves, 10 de julio de 2014

Volviendo con un tema algo peliagudo, este jueves me gustaría hablaros de algo complicado de abordar por su complejidad. Podría entrar en analizar a la sociedad a fondo y en los comportamientos de la ciudadanía ante lo ajeno y desconocido, pero prefiero centrarme en algo meramente literario, ya que es lo que más cerca nos queda (a mí como redactor de esta llamemos columna, y a vosotros como lectores). La idea de hablar de este tema incendiario viene de la gran May R. Ayamonte, que con esta reseña, consiguió darme la idea y el empuje para sacar a reducir mi artillería en forma de palabra escrita.





Tampoco creáis que voy a escribir ríos de tinta, porque no. Tan solo quiere intentar abrir los ojos y dejar clara mi opinión. ¿No estáis hartxs de novelas de chico conoce a chica y se enamoran y... y ya? Porque yo sí. Porque ahora además está muy de moda eso de meter un personaje secundario o mejor amigx de x protagonista (normalmente, suele ser un estereotipado amigo gay) para disimular un poco esta presión social del romance heterosexual. Y a mí me sienta mal estar leyendo una novela y que se le dediqué más tiempo a contar cómo va vestida Lucy, la amiga de la Universidad de la protagonista de la novela, que se ha mudado a Ohio con tres hijos y un marido divorciada que le puso los cuernos con aquella chica que rondaba con él cuando estaban en el instituto que a un personaje que lucha día a día con una sociedad homófoba y que como es secundario solo se menciona por encima, y al final se le encuentra un chico. Y final de la novela. Chim pum.

Queridxs, esto no debería ser así. No digo que ahora por norma todas las novelas deban de ser centradas en parejas homosexuales, pero sí que al menos se les dé más visibilidad. Porque con la ola que estamos teniendo de novelas 'realistas' me gustaría que lxs autorxs explorasen el maravilloso mundo de algo que cada vez es más palpable. 

¿Siglo XXI? ¿Aún no has llamado a la puerta de los que se hacen llamar puritanos? Porque yo prefiero ver antes el amor en las calles que a la tradición poniendo vendas en los ojos.

¡Por la visibilidad LGBT!

14 comentarios

  1. Aish, razón tienes... eso de chico conoce chica, amigos para llenar el vacio del resto del libro se presentan demasiado... yo personalmente prefiero ver un desarrollo e incluso que al final todo cambie...
    Yo por ejemplo no tengo problema en leer más historias con parejas homosexuales porque hoy en día es algo que se ve y no debería ser algo raro...
    me gusta que saqueis estos temas!!
    besotes

    ResponderEliminar
  2. Hola Josu!

    Estoy totalmente de acuerdo.
    Lo primero es que novelas con protagonistas homosexuales cuántas hay? Porque yo he leído más de 500 libros en mi vida y sólo 1 cuya protagonista era homosexual.
    Después tooooodos los tópicos rodean a la pareja chica-chico. De hecho fue lo que vi en A 2 cm de ti, chico y chica no pueden ser amigos porque parecen novios pero... ¿chico y chico? ¿chica y chica?
    Entiendo que escritorxs heterosexuales, como es mi caso, seamos incapaces de escribir una novela cuyos 2 protagonistas sean homosexuales, más que nada porque no nos identificamos y nos cuesta más. Al igual que en mi caso en mis novelas la protagonista es siempre una chica porque me es más fácil.
    Pero, ¿cuántos escritorxs hay homosexuales que no lo manifiestan en sus obras? ¿Y bisexuales? ¿Y heterosexuales capaces de hacerlo pero que no se atreven?

    En fin, que tenemos que apoyar la visibilidad LGTBI y luchar por ella!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Entiendo que haya gente a la que me cueste más escribir con dos personajes del mismo sexo una historia de amor, pero estoy HARTA del chico conoce chica; chico se enamora de chica; chico sale con chica.
    ¿Siempre te enamoras? Joder, pues que me presenten a mí a un chico de esos que en todas las novelas alguien se queda enamorada de él.
    En fin, que podrían haber más amigos en la literatura juvenil y no esa presión para que ya, pum, sean algo más.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Lo que pasa es que la gente tiene miedo de que, aún estar en el siglo XXI, su novela no se venda demasiado (o no se venda tanto) por tener como protagonistas a una pareja de la comunidad LGBT. ¿Y qué hacen? Mejor poner una pareja heterosexual que arriesgarse, vaya tontería...

    Espero ver más libros con parejas homosexuales, de hecho, tendrían preferencia en mi lista de libros por leer.

    ResponderEliminar
  5. Hola. La verdad que me encantan las novelas eróticas y de todas las que he leído, de momento ninguna ha sido de relación homosexual (Y no porque tenga nada en contra, al contrario tengo muchos amigos así y me caen genial, es porque no encuentro, (bueno ahora encontré uno entre dos chicas y porque me lo paso una amiga) pero apenas un 3% son de ese tipo. Y en cuanto a lo de chica, conoce chico y bla bla bla, es lo que llamo la linea que todos toman y cuando les 70000 libros se hace aburrida. Por lo menos tengo suerte de a ver encontrado libros que aunque heterosexuales sean un poco diferentes.
    un beso

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Estoy totalmente de acuerdo contigo, hay tan pocos libros que traten de una relación homosexual y que no le den importancia a este hecho y lo traten como normal... Estando en una relación homosexual encuentro muy difícil sentirme identificada con las parejas en las novelas, cosa que no significa que empatice con ellas, pero no es lo mismo... De verdad, espero y deseo que este aspecto vaya cambiando y encontremos más a menudo libros que nos representen a todos por igual.

    ResponderEliminar
  7. Y aquí habría que abordar otro punto: que no enfoquen mal los libros con protagonistas homosexuales. El otro día estaba leyendo un artículo acerca de la literatura lésbica y se centraba mucho en que básicamente todas las portadas que existen son eróticas aun cuando se trata de novelas policíacas (de verdad).
    Hay muy pocos libros con ésta temática y no los presentan bien.
    Ahora con permiso, quiero quejarme de lo mismo en mi blog :P

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo. Es por eso que los que se quejan que la YA tiene tan poca variedad y es verdad :)

    ResponderEliminar
  9. Muy buena reflexión. A veces dudo de si realmente estamos en el siglo XXI.
    Te invito a que te pases por mi recién estrenado blog.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. A mi también me da rabia que por el echo de que sean amigos y heterosexuales, tengan que ser pareja. Y respecto a la reflexión homosexual, pienso igual. Suelen pasar desapercibidos cuando en realidad son quienes más luchan por todo lo que los rodea..

    ¡Besitos!

    ResponderEliminar
  11. Me encantaría leer libros de este genero! En espacial chicoxchico. Simplemente son gente a la que admiro mucho pero nunca tengo oportunidad de leer un libro con su historia. Tienen recomendaciones? Desde ya muchas gracias.

    ResponderEliminar
  12. Estoy totalmente de acuerdo contigo , este tipo de argumentos "realistas" me tienen algo hastiada . Veo muy difícil que alguna editorial se atreva con esta temática , imaginando la lluvia de criticas que recibirían o los clientes que perderían . Hasta ahora solo encontré una novela que no esta publicada en papel , pero pronto estará publicada en digital . Está escrita en un blog que pueden encontrar como "A Elisa le gusta Chiara" , es realmente muy buena , y no estaría mal que se pasen a echarle un ojo .
    Saludos ¡ :3

    ResponderEliminar
  13. Estoy de acuerdo con la reflexión. Es muy cierto que en el momento actual, los personajes homosexuales tienen un papel muy secundario y bastante ignorado, porque si se trata de alguien secundario, el autor siente que no hace falta que lo desarrolle todo mucho, y en el momento final, cuando todo se arregla, le ponen pareja salida de la nada. En el caso de que el personaje sea el protagonista... la dificultad en crear estas novelas es, en mi humilde opinión, el hecho de identificarse y escribir de forma coherente y que no se vea muy forzado. Y al otro lado, desde la visión de un lector, el mismo cuento, puede no sentirse tan identificado como con otros.

    Me encantaría leer libros juveniles con protas homosexuales, porque me parece muy interesante y además, un buen cambio de aires (así cuando retome historias más comunes en nuestros tiempos, no les veré tantos topicazos :))

    besitos<3

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!