Buscar este blog

Reseña de Como agua para chocolate

martes, 6 de mayo de 2014


> Páginas: 224
> Encuadernación: Tapa blanda
> Año de edición: 2004
> Editorial: Debolsillo
> Precio: 7.95 €
> Sinopsis:

Tita y Pedro se aman. Pero ella está condenada a permanecer soltera, cuidando a su madre hasta que está muera. Y Pedro, para estar cerca de Tita, se casa con la hermana de ella, Rosaura. Las recetas de cocina que Tita elabora puntean el paso de las estaciones de su vida, siempre marcada por la presente ausencia de Pedro.



Como agua para chocolate, esa novela tan clásica y tan ligada a la literatura de Gabo que aseguran que es preciosa e ingeniosa. Y bueno, no lo puedo negar: lo es. Pero roza un punto de ridiculez en determinados aspectos que hacen que la lectura resulte imposible, así como tomarse en serio la historia. Esto es un mínimo del libro, porque en general me gustó mucho y lo disfruté como un enano.

Laura Esquivel logra que la novela, pese a no tener tantas conversaciones directas como acostumbramos a que los libros tengan, logra contar una historia de una manera diferente y amena, que te mantiene en vilo desde el primer momento. No tiene una trama que se base en un tiempo concreto. Más bien, nos cuenta toda la vida de la protagonista, convirtiendo el libro en un viaje intimista del personaje, que consigue ser cercano y comunicar muy bien al lector sus sentimientos.

La trama en sí, aparte de estar dispersa en el tiempo, tiene muchas subtramas que se van complicando o solucionando según avanza el libro. Lo curioso de ello es que, como tenemos una novela de realismo mágico, la autora opta muchas veces por cerrar ciertas tramas o darles golpes de efecto de ese tono, y a veces ese recurso consigue que la trama quede reducida a algo ridículo. Pero, aun y todo, tiene su encanto, y además, consigue quedarse en la mente del lector.

Aparte de la conjunción entre realismo y realismo mágico, podríamos adjetivar la novela del mismo modo como un libro de recetas y una novela romántica. Quizá estos elementos son los que más resaltan. Al principio pensé que la idea de presentar la novela como eso, como un libro de recetas, le quitaría atractivo y retrasaría la historia en su desarrollo. ¡Pero todo lo contrario! La comida es un elemento más de la historia. Llena de metáforas y significados, la comida es una gran conductora de las tramas y sentimientos de los personajes principales. Ese detalle me gustó muchísimo, y me pareció original y arriesgado; sobre todo arriesgado.

Respecto a la parte romántica es más… ambigua. Porque estaríamos ante una versión light (o no tan light a veces) de una novela erótica. Laura Esquivel, como cualquier autora de habla hispana que se precie (o al menos los que yo haya leído), no tiene tapujos al hablar del sexo. Como la comida, el amor y el sexo son otros dos grandes conductores de la novela, muchas veces siendo difíciles de separar. 

He empezado la reseña diciendo que el realismo mágico quizá estropee este libro. Y es que, realmente, así lo pienso. El final habría estado muchísimo mejor con una trama realista. Laura Esquivel erra en intentar cerrar la novela con un final fantasioso y consigue que la sensación reinante en el lector sea de confusión. O de risa. O de tirar el libro a la basura. O de vete tú a saber. Al menos, eso es lo que yo creo. Si hubiese cerrado la historia con un final abierto (ironías de la vida, vaya) me habría quedado mucho más satisfecho. Y sé que justamente el encanto del realismo mágico es ese, pero creo que Laura Esquivel no lo lleva a su terreno tan bien como debería.

En definitiva, es un clásico que todo el mundo debe leer. Como agua para chocolate es una historia tierna, llena de amor y sexo, comida y unos personajes muy interesantes y completos. Siguiendo la estela del recientemente fallecido Gabriel García Márquez, intenta configurar un universo de fantasmas, cerillos y rosas de éxtasis sexual que lamentablemente no llega a cuajar, pero con un sentido del humor que me hará probar más obras de la autora.

Lo mejor: 
la originalidad de la narración y la representación de las pasiones humanas.

Lo peor: 
se abusa del realismo mágico como excusa.


Como agua para chocolateComo agua para chocolate by Laura Esquivel
My rating: 4 of 5 stars

Mientras lo leí sentía de todo: si se merecía una nota más alta, una más baja, si los personajes me gustaban o no, si las recetas de cocina eran sobrantes... Pero al final, el libro sale bien parado de todas estas cosas. Con un final que no me esperaba y que rozando el ridículo consigue encajar (es lo que tiene el realismo mágico), Laura Esquivel narra una historia muy realista y muy humana, con muchos aspectos a destacar y con mucha importancia en el amor y el sexo, en las pasiones humanas. Veré la película por tener un acercamiento a la historia, ya que hay ciertos pasajes que se me hicieron fríos.

View all my reviews

3 comentarios

  1. Ese fue mi lectura obligatoria cuando iba a 4 eso y aun me acuerdo de una pregunta de examen que decía
    Explica tu escena favorito y porque te gusto y al lado -no se vale la de gertrudis- (nos estropeo la pregunta a todos)
    un beso

    ResponderEliminar
  2. Lleva en mi lista de deseos siglos así que a ver si puedo leerlo pronto que por lo que cuentas me puede gustar bastante.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola! Conozco este libro pero aún no me he animado. Leyendo tu reseña, me han entrado ganas así que otro más para mi lista de pendientes. Besos!

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!