Buscar este blog

¡Segundo fragmento de Hijos del Clan Rojo!

viernes, 8 de marzo de 2013


Aquí está el segundo fragmento exclusivo de la novela Hijos del Clan Rojo, primera parte de la saga Anima Mundi, de Elia Barceló, que se publicará el 20 de marzo de la mano de Destino. Están preparando un lanzamiento especial, ¡porque la novela pinta de maravilla! Ayer pudisteis disfrutar de un fragmento de la novela en el blog Butterfly Kisses, y hoy es mi turno. ¡Aquí os dejo la segunda parte! Recordad que mañana a esta misma hora (12:00) tendréis el siguiente fragmento en Fantasymundo.


Septiembre. Innsbruck (Austria)

    Cuando el sol salió sobre los Alpes, alguien que no había conseguido dormir en toda la noche se levantó, salió a la terraza, agradecido por los primeros rayos de luz, inspiró hondo y pasó la mano suavemente por las flores recién abiertas. Llevaba mucho tiempo esperando ese momento. Ni siquiera podía estar seguro de que la Trama hubiera empezado a tensarse; quizá fueran sólo imaginaciones suyas después de tanto desearlo, de tanto preparar el camino, de tantos planes y mentiras y disfraces y cálculos. Era su última posibilidad, porque el tiempo se acababa, y si esta vez no funcionaba no habría más ocasiones para él. Ni para él ni para ella, que era más joven, pero no mucho más. Como si el pensamiento la hubiera convocado, su figura se perfiló en la puerta que desde el salón llevaba a la terraza. Ya no era joven pero seguía siendo la maravillosa compañera que había elegido tanto tiempo atrás. Ninguno de los dos era joven y precisamente por eso la posibilidad de que esta vez funcionara el contacto era tanto más apetecible. Si conseguían que todas las piezas cayeran en su lugar tendrían una oportunidad.

    —¿No has dormido? —preguntó ella, acercándose y poniéndole una mano en el hombro.
    —No. ¿Cómo iba a dormir si todo está empezando a ponerse en marcha? ¿No lo notas?
    —Creo que sí —contestó, dejando vagar la mirada por el valle verde, iluminado ahora por los primeros, dorados rayos del sol naciente—. Pero llevo tanto tiempo imaginándolo que no estoy segura de que sea verdad.
    —¿Crees que somos los únicos que lo sentimos, que lo sabemos?
    —Somos los más viejos, tal vez, pero no los únicos. Si tenemos suerte, dentro de unos meses volveremos a reunirnos y podremos intentar que suceda.
    Se miraron a los ojos sonriendo.
    —Tendremos que volver a disfrazarnos, a cambiar de ciudad.
    —Será fácil, mi amor. Tenemos costumbre.
    Se besaron suavemente en los labios.
    —Me gustaría volver a ser joven —dijo ella, mirándose en los ojos de él.
    —Volverás a serlo. Volveremos a serlo cuando todo pase, cuando todo vuelva a empezar.

¿Os ha gustado? :)

4 comentarios

  1. Con cada fragmento mis ganas aumentan más y más... :D :D ¡¡¡qué ganaaaas!!! :P

    ResponderEliminar
  2. ¡no quiero leerlo porque quiero que sea sorpresa!, es un libro que me atrae bastante asi que paso por aqui volando y tapándome los ojos ^^

    ResponderEliminar
  3. Tengo cada vez más ganas de leerlo.
    Un beso

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!