Buscar este blog

En nada estaremos desterrados...

martes, 18 de octubre de 2011



Tras presentarse ésta como una historia juvenil más que interesante, con una portada que quita el hipo (y que es, en serio, una de las mejores portadas que he visto), Anabel Botella publica por vez primera de la mano de Nowevolution. Ángeles desterrados es una novela de Keilan, un ángel que tan solo tiene una semana en la Tierra, semanaque tiene que utilizar para enamorarse y amar a María... y para hacerla recordar quién es. Saldrá a la venta la segunda semana de Noviembre, así que queda casi un mesecito. 

La verdad es que pinta genial :) Desde aquí (por si no lo hubiera hecho ya veces), le deseo toda la suerte del  mundo a Anabel, que se lo ha currado y se merece el éxito que está teniendo ya, ¡cuando ni siquiera su novela ha salido a la venta! Y agradezco a Nowevolution por haber apostado por una novela con tan buena pinta, de calidad, dándole de esta manera una gran oportunidad a nuestra amiga y compañera bloggera. ¡Enhorabuena!

6 comentarios

  1. Qué ganas de tenerlo y conocer la historia de Keilan y María!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por estas palabras, ainss, cuando leo cosas así me emociono. Es que el camino ha sido tan largo que me cuesta creer que la novela vaya a salir, que tenga una portada tan maravillosa y que desde la editorial estén apostando por mi trabajo y se estén portando tan bien.

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchas ganas de poder leer el libro...

    muchas felicidades a Anabel!

    un beso
    Lourdes

    ResponderEliminar
  4. Cuanto más veo esta portada más me gusta ^___^
    El libro tiene buenísima pinta, espero que sea todo un éxito :D

    un besín

    ResponderEliminar
  5. Suena muy interesante, me encanta este género!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. ¿Verdad que la portada y la sinopsis son geniales? *____*

    Y @Anabel Botella, jajajaja. Tranquila, tranquila :) Si se están esforzando tanto es por algo. ¡Muchas ganas de leer la novela!

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!