Buscar este blog

Reseña de Blanca como la nieve, roja como la sangre

jueves, 8 de septiembre de 2011


> Páginas: 256
> Encuadernación: Tapa blanda
> Año de edición: 2011
> Editorial: DeBolsillo
> Precio: 7.95 €
> Sinopsis:

Leo es chico italiano de 16 años. Su vida se parece a la de muchos adolescentes de su edad: el colegio, los amigos y una moto como compañera de aventuras. Pero Leo también tiene una obsesión particular que siempre lo acompaña: los colores. Todos los colores tienen un sentido o corresponden a un sentimiento, y la vida del joven se tiñe de sus significados íntimos, como el blanco del silencio o el rojo vivo del amor. Rojo como el cabello de Beatrice, la más guapa del colegio y su musa inalcanzable. Una novela de cuidado lirismo protagonizada por un adolescente que vive unas experiencias que marcarán de forma definitiva su vida.


He acabo de Beatrice hasta el moño. Normalmente, este tipo de literatura me gusta. Es más, me encanta. Solo tenéis que ver mis reseñas de Albert Espinosa o de La chica del lago. Pero Alessandro no ha conseguido atraparme del todo. Lo que más me ha molestado y ha influido en que no me creyera la mitad ha sido la obsesión de Leo con Beatrice.

¿Cómo se puede estar enamorado de una persona a la que ni siquiera conoces, a la que tan solo has visto y te ha sonreído dos veces? ¿Cómo puede ser posible que se arriesguen cosas importantes para ayudar a Beatrice, cuando ella ni siquiera sabe de tu existencia? Sí, es completamente ridículo.

Alessandro D'Avenia es un escritor que puede lograr muchas cosas, como la añoranza de ciertos sentimiento o transmitir la fuerza de otros. Sin embargo, no logra acercar los personajes al lector. Leo, por ejemplo, es una persona demasiado madura para su edad. Si hubiera sufrido mucho anteriormente (como viene siendo normal en este tipo de novelas), entendería su forma de ver el mundo o de pensar, pero es imposible.

Situaciones forzadas y personajes que hablan como filósofos; eso ha sido, sin duda, lo que le ha restado credibilidad al conjunto. Además del amor que siente Leo hacia Beatrice (u obsesión). Lo único que se salva es su amigo Niko, Silvia y el profesor Soñador, que consiguen que la novela sea entretenida y tenga algo que atraiga de nuevo a su lectura.

Hay firmas y firmas. Si te compras un Fred Perry, unos Dockers, unas Nike.. pues son firmas que llevas en las cosas y antes o después las cambias, las tiras, las pierdes... Ya, te hacen sentir alguien, te hacen sentir importante, pero son pasajeras. Hay otras firmas. Las que llevas en el corazón. Esas firmas te dicen quién eres de verdad y por quién estás realmente. En el corazón llevo tatuada la firma de Beatrice. Ella es mi sueño y yo existo por ella.

Porque el Soñador es genial. Sus reflexiones son buenas, inteligentes y es un amante de la buena literatura. Un personaje en condiciones, no como los padres de Leo (insufribles, aunque su padre se salva al final). Las discusiones de Leo y él en plena clase son para tomar nota. ¡Me encanta!

Lo que es la historia, o cómo evoluciona la trama... La verdad es que sobre la mitad de la novela sobran muchas páginas. Alessandro ha alargado la historia para que quede de alguna manera mejor, pero para mí solo ha conseguido que resulte aún más pesada.

Si bien hay ciertos hechos que sorprenden, con los que la novela continuamente juega, como la amistad o la enfermedad, hay otros que deberían hacerlo pero que no lo logran. Pero lo que es la novela en sí está bien, sin más. Para pasar el rato. Se lee en un día a causa de la edición tan derrochadora que tiene (o por lo menos, es el tiempo que he tardado yo). Espero de todo corazón que Alessandro mejore mucho y nos traigan más novelas suyas a España, sería curioso verle de otra manera y no de una manera tan reflexiva.

Eso sí, todas los pensamientos de Leo, que aunque demasiado maduros para su edad, son buenos y tienen cierta parte de razón. La importancia que se parece dar a los colores en la sinopsis no es del todo cierta, ya que son importantes pero no tanto como parece ser (y ya me estoy liando). 

Complejas situaciones rodeadas de color. Rojo; rojosangre, rojo amor.

17 comentarios

  1. Pues yo le tenia ganas al libro. Me lo pensaré dos veces. Por el lado bueno, más dinero para otros libros :)
    besitos<3

    ResponderEliminar
  2. Pues la verdad que este libro no me ha llamado nunca especial atención.
    La mayoría de reseñas que he leído son flojillas y leyeno la tuya acabo de confirmarme que no creo que lo lea :S

    Besos! ^^

    ResponderEliminar
  3. Yo me leí Blanca como la nieve roja como la sangre hace unos meses y sin duda es un libro triste. Es tan triste que roza la depresión. He llorado durante todo el libro, sin parar desde la página 25 y, aunque no me disgusta llorar con los libros, ha sido demasiado pesado. Las emociones las expresa bien, pero llega un momento de que estas ahogado de drama y tristeza y te dan ganas de que acabe el libro para dedicarte a otra cosa. Las situaciones me han parecido forzadas, por ejemplo cuando Leo mira las estrellas y se da cuenta de que esta enamorado de Silvia, o cuando lo atropellan... Pero para pasar el rato esta bien.
    ¡Besazos! =)

    ResponderEliminar
  4. Entiendo cómo te sentiste. A mi Leo me sacaba de quicio al principio de la novela. No fue hasta los últimos capítulos que conseguí tragarlo...
    Y, sin duda, el Soñador es el mejor personaje de todos. En mi caso eso fue lo que le sumó puntos ^^

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
  5. Yo leí este un libro hará un año y me dejó seca... más que nada porque no soporté al protagonista. A Leo. Qué insufrible, ningún chaval es así, no me lo creí y me aburrí de él.

    No sé, no me gustó en especial el libro, tampoco es para la hoguera, pero es más bien tirando a brr...

    ¡Besico! :*

    ResponderEliminar
  6. Me encantó este libro, tiene una prosa tan cuidada y lírica, además es un nido de citas. Precioso.
    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Mira que tengo curiosidad por este libro,pero por lo que comentas no me dan muchos ánimos...
    Saludos!!^^

    ResponderEliminar
  8. Opino igual en cuanto a la obsesión por Beatrice. Ni siquiera llegamos a conocer bien al personaje, pero claro, es que Leo tampoco la conoce!
    En general me gustó la novela pero no es de las mejores, también la reseñé este verano y coincidía bastante contigo :)

    ResponderEliminar
  9. No me llamaba la atención antes, y después de tu reseña creo que pasaré definitivamente de él :/
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Me lo leí hace unos meses y me gustó. No digo que hubiera sido memorable, pero me pareció bonito. Yo también pienso que lo de Leo es obsesión, pero sí me gustó cómo el autor lo resuelve al final, [spoiler] dejándolo con Silvia, del que de verdad ha estado siempre enamorado[/spoiler].
    Buena reseña
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. A mi me llama tampoco la atencion, y si es un libro pasable sin mas, creo que no lo leere. Un beso!

    ResponderEliminar
  12. A mi si que me gusto mucho este libro

    ResponderEliminar
  13. Me llama bastante la atención este libro, aunque no sé si es una lectura que me vaya a gustar :P

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  14. Desde que salió, no sé si por la portada (la de la ed. bolsillo no, la otra) o por el título, esta novela me ha llamado poderosamente la atención. Y aunque en tu reseña la dejas un poco mal, sigo teniendo ganas de leerla, al menos de darle una oportunidad.
    Un besito, Josu.

    ResponderEliminar
  15. Para mi el libro solamente trata de una obsesión con una enfermedad de trasfondo, no hay más. Bueno sí, la cantidad de marcas que publicita... ¿gratuitamente? no creo...

    Yo le di menos nota aún ;)


    besos!

    ResponderEliminar
  16. Totalmente de acuerdo contigo ;) muy buena la reseña
    Un saludo

    ResponderEliminar
  17. Este me llamó la atención sobretodo por el título. Lo tengo en lista de pendientes =)

    Besotes

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!