Buscar este blog

Reseña de Animales fantásticos y dónde encontrarlos

jueves, 4 de agosto de 2011


> Páginas: 96
> Encuadernación: Tapa blanda
> Año de edición: 2010
> Editorial: Salamandra
> Precio: 5 €
> Sinopsis: 
Hay un ejemplar de Animales fantásticos y dónde encontrarlos en casi todos los hogares de magos del país. Ahora, también los muggles pueden descubrir dónde viven los quintapeds, qué come el puffskein y por qué es mejor no dejar leche fuera de casa para un knarl.


Allá en los Alpes o en otras simples montañas, valles y ríos llenos de criaturas de todos los tamaños, formas y colores nos esperan en todo el mundo. Quizá para vosotros los muggles sean invisibles o se oculten, pero para nosotros son animales preciosos que tienen mucho que enseñar.

Animales fantásticos y dónde encontrarlos comienza con un prólogo de Albus Dumbledore en el que avisa que el ejemplar está lleno de garabatos de Harry Potter y amigos (que se puede comprobar según se avanza en la lectura, ya que los márgenes tienen dibujos o las palabras están subrayadas con comentarios jocosos sobre Hagrid o Snape). Además, la fantástica introducción hecha por Newt Scamander, el supuesto autor, es una manera buena y bastante mala a su vez de introducirnos en esta enciclopedia de criaturas fantásticas.

Sí, es buena y mala porque 1) Demasiada información y comentarios banales que hacen que la lectura se haga incomprensible y aburra 2) Hay algo que no termina de encajar en todo eso. Aunque, aparte de eso, y como no podía ser menos, todo nace de la mente de Jotaká, creando el Ministerio de Magia y tantas subdivisiones por generación espontánea con un realismo que da miedo.

La enciclopedia incide demasiado en muchas cosas y se repite, pero se echan en falta algunas criaturas. Por ejemplo, ¿qué se sabe de los nargles? ¿Son o no son inventados por Luna y Xenophilius? Eso es algo que nunca sabremos del todo, ya que muchas criaturas o seres de este libro parecen mentira y apenas se nombran (o ni siquiera eso) en las novelas de la saga Harry Potter. Y lo que más confuso me ha puesto es: ¿Dónde narices están mis dementores? Faltan los malditos y salvajes dementores, pero se oye hablar del conjuro patronus, cosa que se agradece notablemente.

Aparte de todo eso, las respuestas a las preguntas sobre el monstruo del Lago Ness o la extinción del Dodo son esclarecidas de manera magistral por Rowling, que convierte todo en un invento de los magos para engañar a los muggles. Si es que siempre jugamos con ventaja... Por ejemplo, el monstruo del Lago Ness siempre se convierte en tejo cuando se acercan científicos, o el Dodo es un nombre equivocado para otro animal que se desaparece a voluntad.
Pero no todo eso convierte este libro en un complemento indispensable (como Quidditch a través de los tiempos), sino la gran facilidad que tiene Rowling para inventarse nombres, situaciones y, en general, criaturas y animales fantásticos. La originalidad de J.K. es brillante y tiene una mente privilegiada que hace que todo parezca real... En realidad, os lo hace creer a vosotros xD

J.K. Rowling crea un mundo ideal con geniales detalles, cosa que demuestra en este libro.

11 comentarios

  1. No me atrae mucho este libro >.<
    Eso sí, la imaginación de Rowling es fantástica!

    Un besazo, nos leemos:)

    Bárbara
    www.ladyineedyou.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Este libro también me gustó ^^
    ¡Madre mía! Es que si lo pienso hace años que los leí, apenas lo recuerdo. Solo me acuerdo de que después de leerlo cuando me aburría volvía a cogerlo xD
    Me gustan estas reseñas, es como si Harry Potter no hubiera acabado aún (L) *.*
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  3. Me encanta este libro aunque yo me lo compré en inglés porque me gusta más la edición, la verdad es que es imprescindible para cualquier potterfan

    ResponderEliminar
  4. Yo lo tengo y me encantan los comentarios de los chicos xDDDDDD Te has fijado que la mayoría son animales de Reino Unido? Apenas mencionan de otros lugares u.u Y sí, se echa en falta a los dementores. Más Potterismo real y menos inventadas!

    ResponderEliminar
  5. No soy pottérica (toma palabrota), pero el libro me parece curioso. Quizá lo pida a alguna alma caritativa y/o en la biblioteca :)

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Este libro a mí me encantó porque me gustan mucho los animales y está bueno saber sobre las criaturas fantásticas.
    Lo leí hace mucho tiempo y ya no me acuerdo mucho.
    Supongo que los dementores no están porque en sí no son animales fantásticos, son otra cosa muy diferente.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Este libro me gustó pero por los comentarios de Harry y Ron...
    De ahí, no sé si volvería a leerlo.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. Y yo que aún no he comenzado con Harry... (no tengo perdón) ¬¬

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!