Buscar este blog

Reseña de Elliot y las Piedras Elementales

miércoles, 22 de junio de 2011


> Páginas: 400
> Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
> Año de edición: 2009
> Editorial: Montena
> Precio: 13.95 €
> Sinopsis: 

Después de que Tánatos se hiciera con la Flor de la Armonía –garan- tía del equilibrio en el mundo natural– los elementales viven en un auténtico caos: tormentas, calores sofocantes, vientos huracanados; por si fuera poco, Tánatos cuenta cada vez con más seguidores: aspiretes, tiburones, nereidas… Antes de desaparecer, el Oráculo reveló a Elliot su verdadera misión: por un lado, encontrar las cuatro Piedras Elementales. Solo así podría volverse a crear una nueva Flor de la Armonía. El problema es que nadie sabe dónde están estas piedras, qué forma tienen, cómo encontrarlas… Lo que sí se cuenta es que cada una de ellas está custodiada por una peligrosa bestia. La segunda parte de la misión es acabar con Tánatos. El Oráculo le dio solo una pista: Tánatos es un ifrit y, como tal, tiene un punto débil, por eso le recomienda «buscar aquello en lo que fue creado». Sin saber por dónde empezar, Elliot y sus amigos deciden que lo mejor es ir donde está Tánatos: la ciudad submarina de Lagoonoly, últimamente sumida en el más absoluto de los caos; y eso solo quiere decir una cosa: peligro.


El cierre de una saga fabulosa, mágica y simplemente genial que perdurará en mi memoria durante años (y lleva anclada un par). Elliot es una saga llena de aventuras, romance en su justa medida, magia y, sobre todo, grandes personajes y tramas inolvidables. 

En Elliot y las piedras elementales podemos encontrar todos los cabos atados que se han ido dejando en el resto de libros. Como viene siendo lógico por las portadas y por el argumento de cada uno de ellos, el primero se desarrollaba en la escuela del elemento tierra, el segundo en la escuela del elemento agua, la tercera en la escuela del elemento fuego y el cuarto en la escuela del elemento aire... así que en esta quinta parte que se cierra con maestría, por cierto, no tenemos nada que ancle a nuestros personajes, y eso es una cosa que le da agilidad a la historia.

Tánatos está a punto de resquebraja el sistema, de dominar todo, por lo que Elliot se ve rodeado de impaciencia por parte del mundo mágico. Él debe salvar el mundo. Para ello, cuenta con la ayuda de sus amigos y con la de los elementos. Las criaturas son un gran impedimento y las aventuras para conseguir cada piedra son muy ingeniosas.

Particularmente, la que más me gustó, quizá por su peligrosidad y ser tan intensa, fue la de la última, en un volcán lleno de dragones que hieren a los protagonistas. Esas escenas se guardan en mi memoria como si estuvieras talladas, son magníficas.

El bien y el mal siguen su combate hasta la gran batalla final. Esa batalla es de OMG total. Un huevo montón de criaturas de los cuatro elementos se comprometen a restaurar la paz, pero siempre, hay unos subnormales imbéciles malos que deciden que no quieren ayudar y prefieren gobernar al lado de Tánatos. Pero con lo que éste no cuenta es que Elliot sabe perfectamente qué tipo de ser es y cómo puede ser derrotado, y es el único conocedor de todo lo que tiene que hace gracias a la trama del cuarto libro (en donde el argumento principal es este). 

Como os iba contando, la batalla final es épica. Genial. Para leerla con la boca abierta. Las sirenas son elementos importantes en esta lucha contra Tánatos. Desde cuatro lugares diferentes -aire, mar, tierra y fuego- se combate para derrotar de una vez al malvado que los tiene a todos comiendo de la palma de su mano. Además, colaboran en ella el Claustro Magno y los profesores de las distintas escuelas a las que Elliot ha asistido.

No es hasta el final relativo (que la cosa sigue, ahora os cuento) cuando realmente es el enfrentamiento entre Elliot y Tánatos. Debo decir que se me hizo un pelín pesada por ser más de lo mismo, pero no es un fallo si es comparado con el resto de la novela :) Me quedé patidifuso en algunas partes en las que me temía lo peor, aun sabiendo que era un libro en el que el bien ganaría, pero siempre te queda algo dentro que grita por la muerte inminente del protagonista al que tanto quieres.

El caso es que todo termina a medias... Muchos cabos sueltos para una sexta novela que el autor no puede negar no tener ni siquiera en mente, porque la descendencia de Tánatos tiene incluso más fuerza que él mismo, éste puede ser rescatado de su... lugar (no quiero decir spoilers) y otras tantas cosas de las que no me acuerdo y se me escapan pero que son perfectamente eficaces para conformar un sexto libro o incluso una nueva saga o era dentro del mundo mágico de Elliot.

Os lo recomiendo desde el principio hasta el final, aunque deberíais empezar por el primero, evidente. Repito: no os dejéis engañar por prejuicios como a) es un Harry Potter a la española. Aunque en el primer libro lo pueda parecer, la trama se aleja de manera evidente en el segundo; b) no merece la pena al ser infantil, porque no lo es; y c) porque es la caña.

Maravillosa última novela de una maravillosa saga que perdurará para siempre en nuestro corazones

8 comentarios

  1. Juro que he escuchado maravillas de la saga, más no me he leído ninguno.

    Pero ya veo que te tiene encantado! No recuerdo haberla visto por acá, pero sin duda le debo una oportunidad.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Suena muy emocionante :-)
    No lo conocía, pero me ha gustado tu entusiasmo
    :-D
    Gracias por la reseña.
    Besotes elementales.

    ResponderEliminar
  3. Lo tendré en cuenta (aunque como has dicho, empezaré por el primero xD)

    Y gracias a tu ABC si decido leerlo haré oídos sordos a esos prejuicios mencionados.

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que tendría que releer el primero y el segundo para seguir con la saga, ya que la dejé a medias hace mucho, mucho tiempo...
    Pero sí, por lo que recuerdo son libros muy buenos, geniales si cabe decir :)

    ResponderEliminar
  5. Cada vez me gusta mas esta saga jaja.

    Gracias por la reseña.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Vaya! No pensé que esta saga estaría tan bien. Pense que era para un publico infantil. Gracias por la reseña. Les echaré un vistazo más detenidamente.
    Muacks

    ResponderEliminar
  7. Pues aunque yo no había oído nada de la saga, has logrado que me sienta curiosa.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  8. Tiene buenísima pinta!!!
    La busco =)

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!