Buscar este blog

Reseña de El Caballero Errante

domingo, 19 de junio de 2011


> Páginas: 160
> Encuadernación: Tapa blanda
> Año de edición: 2011
> Editorial: DeBolsillo
> Precio: 12.95 €
>Categoría: Cómic occidental/precuela
> Sinopsis: 

En el gran continente de Poniente, desde las rojas arenas de Dorne en el sur hasta las heladas montañas y gélidos valles del norte, las estaciones duran años y muchas veces décadas. En las novelas de la saga Canción de hielo y fuego, George R.R. Martin ha dotado de vida a este turbulento y extraño lugar. El caballero errante se sitúa unos cien años antes del principio de Juego de Tronos, durante el mandato del buen rey Daeron, con el reino en paz y la dinastía Targaryen en su mejor momento. Cuenta la historia del primer encuentro entre Dunk, el escudero de un caballero errante, y Egg, un niño que es mucho más de lo que aparenta. Cuando acudan al gran torneo del Prado de Ashford, los pondrá a prueba su pasado, su presente y su futuro.


George R. R. Martin. Creo que con decir ese nombre ya todo vale. Pudisteis ver en el In My Mailbox de esta semana cómo lo mostraba (aún no me lo había empezado). Para mi sorpresa, me lo he comenzado y terminado hoy mismo. Es un cómic bastante denso, con un dibujo de muchísima calidad, cientos de nombres, aldeas y casas, además de que está narrado con una precisión que se antoja sorprendente. Espero traeros la reseña de la segunda parte mañana :) Que uno ha terminado los exámenes y brilla de emoción...

En la adaptación al cómic de la precuela de Canción de Hielo y Fuego, la saga que le dio el impulso realmente a George R. R. Martin, es llevada a cabo por dos personas grandes del mundo del cómic: al guion, Ben Avery; y al dibujo, Mike S. Miller. Sinceramente, mi primer contacto ha sido con este cómic, pero simplemente por el dibujo, buscaré más cosas del dibujante.

La historia se centra en Dunk... digo en Duncan y en Egg (vaya, como huevo). La trama se plantea muy simple: un escudero entierra a su maestro y se encuentra solo y sin saber que hace. Rápidamente decide que es bueno ir a algún tipo de torneo para ganar dinero y ser famoso. Una vez tiene esa decisión tomada, todo se sucede con una gran rapidez. Casi a las diez páginas, Duncan conoce a Egg. Este muchacho calvo (de ahí lo de Egg) es un joven misterioso que dice saber el nombre de todos los nobles y caballeros del reino.
Duncan al principio no se fía de este joven y no deja que le acompañe, pero más tarde, se lo encuentra cuando se acerca a su campamento la misma noche que le comunican que no puede participar si nadie importante responde ante él. Parece su fin, pero por eso es evidente. No puede ser el fin. Ese es un punto que flojea bastante, aunque hay partes que sorprenden, se hace muy... típico.

Pero lo que son los personajes y el mundo en general de Martin son impecables. La personalidad de cada uno de ellos es inmejorable y el dibujo crea un ambiente medieval que ni algunas películas logran. Duncan es un protagonista de los buenos, que, evidentemente, y para ser héroe épico es requisito indispensable, es demasiado impulsivo, está fuerte y siempre tiene ese afán de proteger aquéllo que quiere sea del modo que sea. El autor podría haber hecho algo para que no fuese, lo dicho, tan típico en ese aspecto.

Y luego tenemos a Egg, que como he dicho antes, es un personaje misterioso que guarda un tremendo secreto. Duncan ni siquiera se atreve a pensarlo, y una vez lo descubre en un percance que pone el corazón en vilo, ni el propio lector dará crédito. Más tarde, Egg evoluciona dentro de esa nueva condición -que siempre fue suya pero quiso ocultarla (y no, no es nada paranormal o mágico, es algo mucho más simple).

Creo sinceramente que guardaré un muy buen recuerdo de este cómic, que pese a ser la primera parte de tres, promete mucho más en sus siguientes entregas. De hecho, llevo unas cuantas páginas del segundo y me está resultando mucho más animado desde el principio que este cómic debido a que no es necesaria una introducción de los personajes.

Y con esto, definitivamente, me están entrando una ganas de comenzar de una vez Juego de Tronos que no quepo en mí de la exasperación de hacerlo de una vez.

Adentrarse en Poniente ha sido una experiencia única

7 comentarios

  1. A mí personalmente me recordó a Destino de Caballero xD
    Pero vamos, que en este caso creo que la idea es que fuese "típico" para enmarcarse dentro del universo y buscar una correlación con las novelas de caballerías (incluido lo del combate)

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Hola!!

    Todavía no he leido libros de canallería y no sé si me gustará el libro pero tendré que probarlo algun dia jeje.

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Tengo ganas de leerlo, Canción de Hielo y Fuego me parece genial =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Tiene buena pinta ^^ A ver si me hago con él =)

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Me ha gustado la reseña ;) Me lo apunto.
    Besitos!

    ResponderEliminar
  6. No es un libro que quiera, sino un libro que DEBO comprar. Adoro como escribe George!!!!!

    Un besazo

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!