Buscar este blog

Reseña de El bosque de la sabiduría

jueves, 9 de junio de 2011


> Páginas: 160
> Encuadernación: Tapa blanda con solapas
> Año de edición: 2011
> Editorial: Montena
> Precio: 14.95 €
> Sinopsis: 

Sam tiene once años y vive con su abuelo en los límites de un bosque profundo e inhóspito. Antes de morir, el anciano le pide que cumpla por él el sueño de encontrar al misterioso Maestro del Bosque. La leyenda asegura que este oscuro Maestro conoce todas las respuestas, pero también advierte que quien vaya en su busca morirá fulminado si no está preparado para el encuentro. A pesar de ello, tras la muerte del anciano, Sam se interna en el Bosque Prohibido, donde le esperan todo tipo de aventuras con las que aprende el arte de vivir mientras busca a aquel que, ángel o demonio, conoce todas las respuestas.


Esta novela llegó a mis manos gracias a la editorial, y pese a ser infantil, quise darle una oportunidad al tener esos dos pedazo de autores. Ambos superventas y geniales, por lo que unidos, deberían hacer algo bueno, ¿no? Pues no, me equivoqué. Han hecho algo realmente bueno. Una novela llena de enseñanzas que parece querer crear mini Buddhas, que no tiene edad, una novela que es, de cabo a rabo, la historia del significado de todo lo que nos rodea.

Según Francesc me contó en la feria del libro (mientras me lo firmaba ^O^) la historia es más de Álex Rovira, por lo que imagino que él se encargó de escribir y buscar las citas. En sí, la trama es muy básica y no cuenta nada del otro mundo. Sam es un joven que vive con su abuelo, y cuando éste fallece, no le queda otro remedio que obedecer a lo que su progenitor le obliga: a viajar al Bosque Prohibido para encontrar al Maestro del Bosque.

La búsqueda comienza ahí, y en la historia se encuentran millones de referencias y miles y miles de personajes llenos de vida y enseñanzas con las que acompañar a Sam hasta el Maestro del Bosque. Pero no solo a él, si no al propio lector, al que se embarca en las páginas, ya que las reflexiones están a la orden del día con cada vuelta de hoja.

No hay que ser agricultor para saber que una buena cosecha precisa de una buena semilla, buen abono y riego constante.
También es bien sabido que quien cultiva la tierra no se para impaciente frente a la semilla sembrada y grita con todas sus fuerzas: <<¡Crece, maldita seas!>>.

Sam va avanzando como personaje, aunque tampoco es que sea gran cosa... La cosa es así: los personajes son instrumentos. Sí, sí, instrumentos para contar la historia y narrarnos con todo lujo de detalles unos parajes que deberían existir por su belleza y a su vez, simpleza. La selva, el cálido desierto, el lago con cinco casas comunicadas en donde habitan cinco jardineros que siempre pelean, un camino lleno de flores que crecen con el agua de una tinaza, rocas y cuevas. 
Finalmente, Sam encuentra al Maestro del Bosque y la sorpresa es tal, que hasta he tenido que leer varias veces esa parte. No me cuadraban muchas cosas (y me siguen sin cuadrar) pero creo que poco a poco las piezas se irán amoldando en mi cabeza. Esta novela es uno de esos libros que dejan huella, pero ya no por malo o bueno, si no por todo lo que contiene y conlleva. En este caso, enseñanzas de la vida diaria.

La historia de Sam es un camino por el verdadero significado de la vida y el equilibrio de la mano de dos genios de la palabra

6 comentarios

  1. Muy buena reseña.
    Este libro no me llama la atencion.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Ahora mismo la verdad es que no acaba de llamarme la atención. Es el tipo de lecturas que suelo leer, pero no descarto darle una oportunidad en un futuro. A decir verdad, me has picado un poquito la curiosidad. :P Pensaba que sería un libro más bien infantiloide y ya, pero veo que no.

    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  3. Pese a ser infantil, es un libro que tiene buena pinta.
    Gracias por tu opinión, Josu, aunque de momento no creo que me decida a leerlo, quién sabe si más adelante me apetece.

    Besotes ^^

    ResponderEliminar
  4. No me llama mucho, la verdad :/

    Gracias por la reseña igual ^^

    Saludos ^^

    ResponderEliminar
  5. ¡Lanzaos! Se lee en un tiro y merece la pena por las rayadas de cabeza que provoca, en serio, es una novela muy recomendable narrada por dos de los mejores autores :)

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!