Buscar este blog

Reseña de Elliot y el Retorno de las Momias

martes, 15 de marzo de 2011


> Páginas: 450
> Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta
> Año de edición: 2008
> Editorial: Montena
> Precio: 13.95 €
> Sinopsis: 

Estamos en el museo egipcio de El Cairo. Dos vigilantes han sido golpeados por tres momias que ¡se han despertado! y han salido del lugar siguiendo un extraño gas verde. Cuando los vigilantes despiertan, no recuerdan nada de lo ocurrido. 
Mientras tanto, Elliot, Eric y sus hermanos se van juntos de vacaciones, y una noche un trenti le roba a Elliot la Piedra de 
la Luz. Elliot lo sigue y descubre que Tánatos ha ofrecido a los trenti la capacidad de tocar el agua a cambio de que le entreguen a Elliot. Por suerte, él logra escapar y tiene un encuentro con el Oráculo que le anuncia que, debido a la 
desaparición de Aureolus Pathfinder y a las elecciones que se convocan para decidir su sustituto, es mejor que estudie en Blazeditch, la capital del elemento Fuego. Elliot está encantado porque allí coincidirá con Sheila. La muchacha no 
está pasando un buen momento porque su padre ha sido apresado por colaborar con Tánatos. Por eso, cuando un 
siniestro personaje le promete liberar a su padre a cambio de que le traiga a Elliot, ella acepta...


Llegó a mis manos después del apoteósico final de la segunda parte de la saga. En realidad, me leí primero el segundo sin saber de qué narices iba y si tenía primera parte. Más tarde, me hice con el primero y con el tercero, así que el segundo me lo releí. Sinceramente, una novela muy buena, que supera en creces a las dos anteriores. Y lo tuve que abrir, además de por el hecho de que estaba firmado y todo *_*, porque necesitada Elliot en vena.

Esta es, sin duda, una de las mejores novelas de la saga Elliot. Es la que más misterio, amor y magia tiene de las cinco. A mi punto de vista, creo que le faltaba algo, ligero, que es que el final no sea tan precipitado. Pero el caso es que Elliot y el retorno de las momias es una novela que comienza de una manera rápida y que no da respiro apenas al lector. Desde el principio se mantiene el misterio sin que decaiga ni un ápice.

El misterio y la acción se sucede de una manera abrumadora. En cierto modo, me recuerda a Hogwarts, con sus clases en Blazeditch y todo eso, porque como no pueden salir de la pirámide en donde estudian, se parece más a la escuela del joven mago. Pero por eso mismo es mucho más intensa. Menos infantil, se nota que el autor va mejorando con este, su tercer libro, tiene más trasfondo de personaje y nos vamos dando cuenta de la verdad de sus sentimientos y placeres.

El amor parece florecer en esta novela. No es como en Elliot 1 o Elliot 2, que apenas se nombra. Sheila en esta tercera parte guarda un secreto, que cuando se suelte, es como una bomba que destroza toda la novela. Porque es muy fuerte. Yo, por lo menos, quedé anonadado con el misterio de la joven.

Elliot sigue con sus amigos, aunque tiene enfados, como es normal, porque uno de ellos sospecha de Sheila. No pueden ver ni a Gifu, ni a Merak ni a tantos otros, ya que ellos viven en Hiddenwood. Luego, hay escenas en las que sí pueden salir. Es en esos momentos cuando se dan cuenta de todo lo que ocurre y que los muros de la pirámide no dejan entrar. Momias que salen de sus féretros para revelarse por la magia oscura de Tánatos. Eso es para ponerse a temblar. Aunque lo que realmente me dio miedo, es el principio. Porque se pasa mal, es algo muy extraño la incertidumbre que despierta en ti.

Joaquín Londáiz vuelve a sorprender con una trama llena de acción y en la que la sucesión de hechos no para ni un solo momento. La tensión que se vive y que se lee, te mantiene pegado a sus páginas durante bastante tiempo a la espera del gran desenlace final. A mi punto de vista, es algo precipitado, es decir, ocurre todo demasiado deprisa y sin apenas razones. El caso es que, quitando eso, el final me parece una muy buena forma de despedirse del libro, ya que te deja con la puerta abierta para saber con toda seguridad lo que ocurrirá en el siguiente.

Y las escenas de bazar, en las que ocurren muchas cosas importantes y se enteran de noticias varias del mundo exterior, son cuanto menos, preciosas. Porque me hacen parecer estar ahí, comprando en Egipto, y es una sensación que Joaquín, como escritor, ha logrado con creces. He llegado a oler el calor y la arena del desierto.

En esta novela, Joaquín se va convirtiendo en un escritor que tiene muchos más recursos que antes, y su mejora es increíble.

5 comentarios

  1. No conocía la saga...pero he quedado intrigada...no la eh visto en las librerías d emi país...

    Excelente reseña, gracias por el aporte

    =)

    LIZ

    ResponderEliminar
  2. Conocía esta saga, pero no había leído nada de ella:)
    Me has dejado con la intriga así que investigaré por ahí un poco más;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. O.O no conocia estos libros :) se escuchan muy buenos, jajaja es la primera vez que veo una novela de momias xD me la leeré, gracias y saludos! :)

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!