Buscar este blog

Reseña de Saga del Cometa 1: Los tiempos del Oráculo

jueves, 9 de diciembre de 2010


> Páginas: 172
> Encuadernación: Tapa blanda con solapas
> Año de edición: 2009
> Editorial: Grupo Ajec
> Precio: 13€
> Sinopsis: 

La Ciudad del Oráculo ha sido atacada, devastada, por un poderoso hechicero y su ejército. El objetivo: desvelar los secretos del Oráculo, un peculiar edificio inexpugnable que, durante largos años, se había mantenido ajeno a guerras e invasiones, y en el que los sacerdotes que lo habitan habían ofrecido consejo sabio a la población, desde tiempos remotos.  Tilo y Jaspe son dos habitantes de la ciudad que han perdido sus casas y sus familias en el ataque. Esa pérdida les obligará a poner un nuevo rumbo en sus vidas, y llevará a cada uno de ellos en un viaje a inesperados lugares y... épocas, con el inmenso poder del Oráculo como telón de fondo. Entre peligros y aventuras, los peores enemigos a quienes se enfrentarán, serán quizás, ellos mismos. Una novela en la que nada es lo que parece: un extraño templo que resulta ser un sofisticado mecanismo, unos personajes humildes con un destino más allá de su imaginación, y una novela de fantasía que, quizás, tenga más ingredientes de ciencia-ficción de los que, en principio, se pueda sospechar.

Antes de nada, gracias a la editorial por enviarme esta novela. La Saga del Cometa Libro 1 es, simplemente, impresionante. Podría deciros maravillas, deciros de todo, hablaros de los personajes, hechos, invenciones maravillosas, originalidad, una trama realmente buena... Pero nada es comparable en palabras. Los tiempos del Oráculo, en un principio, es decir, las primera páginas, promete mucho. Es una historia que a primera vista se ve simple y llana, pero en la que poco a poco te das cuenta de que habrán sido horas, meses e incluso años, el tiempo que el autor lleva para inventarse la maravilla que es este libro.

Comenzamos la novela con algo prometedor, una premisa que es fuerte. Un ejército enorme destroza la aldea en la que los dos protagonistas absolutos residen. Se quedan sin familia y sin hogar y tan sólo les queda huir del lugar, esperar, subsistir y de nuevo, volver a la vida normal, reconstruyendo sus casas y convivir sin sus correspondientes familias. Jaspe es un amargado y Tilo un currante y machista como no hay otro. Estos son personajes que se me quedarán en la memoria por los siglos de los siglos.
Tanto Tilo como Jaspe son personajes muy reales y profundos. El aburrido, por llamarlo de alguna manera, es Tilo. (Tengo que hacer una pausa en la reseña, se me está acelerando el corazón pensando en algunas cosas de la novela... El final... "babas"). Retomo mis andadas. Tilo es el aburrido, pero el que alberga uno de los mayores secretos o misterios de la novela (de recordarlo el corazón se anima). El final de este personaje es maravilloso, magnífico, porque me dejó con la boca abierta por lo menos diez minutos. No exagero.

Ahora toca Jaspe. Oh, Jaspe es un Dios. Porque la monta, la lía, todo se lo pasa por el forro de los reales y hace lo que le da la gana. Por su culpa todo se lía, pero no le importa de nuevo y de nuevo, y de nuevo, y de nuevo... Creo que unas cinco veces lo hace y no se cansa el muchacho. ¿Que de qué os hablo? (No leáis si no queréis spoilearos gravemente). De los viajes en el tiempo mediante el Oráculo. Sí, pero no son viajes en el tiempo normales y corrientes... Oh, no. Toda la ciencia-ficción conocida se queda corta, porque el ideal de fantasía de Ramón Ramos es extraterrestre. Sólo puedo aplaudir, porque esa maestría no es humana. Repito, no es humana. 

Y bueno, siguiendo con Jaspe y con sus spoilers, os puedo decir que él mismo se asesina a sí mismo en dos ocasiones. Es lógico que si viajas en el tiempo varios meses antes de los hechos, te encontrarás con tu yo joven, ¿no? Pues bien, Jaspe asesina a su yo pasado, creando algo que nunca se podrá sanar. Ha alterado el tiempo. Más tarde, cuando se da cuenta de que ha errado y todo lo he salido mal, viaja de nuevo (unas cuantas veces) y se vuelve a asesinar otra vez. Pero no cuenta con que su final es el mismo que en un principio él mismo hizo: ser asesinado por sus propias manos. El caso es que me dejó con intriga, porque aunque no se dice exactamente lo que pasa, se sobreentiende... 

Ramón Ramos es uno de esos autores a los que debemos echar ojo, porque nos muestra algo maravilloso en lo que refugiarnos unas cuantas horas. Aunque no todo es bueno, no, lo siento. Sino, hubiese tenido un 6/5... Le sobran unas cuantas páginas. Y dirás, "vaya, si es cortito". Sí, es cortito... Pero con letra diminuta y sin márgenes. Más que nada, le sobran las páginas en las que Tilo deambula sólo y desamparado y se tira más de treinta páginas sin hacer nada: durmiendo, soñando, andando, comiendo, cazando, durmiendo otra vez... El caso es que la lectura es ágil, pero, lo siento, esas páginas son infumables.

Ahora, me toca comerte la cabeza: léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela, léela.

Es un libro original, único en su especie en el que puedes encontrar todos los ingredientes para poder ser una obra maestra de la literatura fantástica. Ramón Ramos se merece todo, porque con esta novela me ha dejado sediento de una segunda parte y me ha hecho descubrir un mundo que nunca creí existir y en el que me encantaría vivir... Las tierras del Oráculo te esperan, debes leerlo.

Página oficial de la saga llevada por el autor
Página de la editorial 

3 comentarios

  1. Muchísimas gracias por la reseña. No hay para un autor mayor recompensa que crear esa sensación de maravilla en un lector. Es impagable. Crear el mundo del Oráculo, como bien dices, me ha llevado bastantes años. Al menos me alegro que esa complejidad se aprecie.

    ResponderEliminar
  2. Que buena reseña, se nota que te ha gustado!!!
    Sobre la tapa, no sé cuál es cuál, pero el que está a la izquierda de la pantalla tiene cara de loco.... es Jaspe? Me gusta esta nueva onda de portadas dibujadas, muy a lo japonés, quizá así dejen de repetir portadas como vemos en otros blogs.
    Esperemos que sea un éxito, solo así podré verla por estos lugares!!!
    BESOS!!!

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias por la reseña. No hay para un autor mayor recompensa que crear esa sensación de maravilla en un lector. Es impagable. Crear el mundo del Oráculo, como bien dices, me ha llevado bastantes años. Al menos me alegro que esa complejidad se aprecie.

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!