Buscar este blog

Reseña de Elliot Tomclyde

jueves, 23 de diciembre de 2010


> Páginas: 302
> Encuadernación: Tapa dura con sobrecubiertas 
> Año de edición: 2006
> Editorial: Montena
> Precio: 13.95 €
> Sinopsis: 

Bienvenidos al Claustro Magno de Hiddenwood donde se está celebrando una reunión al más alto nivel; sentados a la mesa, los cuatro hechiceros más respetados de la comunidad: la dulce Cloris Pleseck, responsable del elemento Tierra; el venerable Magnus Gardelegen, responsable del elemento Agua; Mathilda Flessinga, encargada de salvaguardar el elemento Aire, y el desconfiado e irascible Aureolus Pathfinder, protector del Fuego. Los cuatro están muy preocupados porque han seguido la pista de un muchacho quebequense, Elliot Tomclyde, que parece estar dotado de poderes mágicos. Es importante saber cuáles son sus intenciones y, sobre todo, valorar si representa alguna amenaza. Mientras Elliot, ajeno a todo lo que se le viene encima, pasa unas vacaciones en un campamento de verano que nunca podrá olvidar... 


Buff, ¿qué puedo decir de esta saga? ¿Que es una de mis favoritas? Sí. Me encanta. Quiero deciros que el libro que posiblemente menos me ha gustado ha sido, evidentemente, el primero. Quizá, dentro del conjunto de los libros de la saga, lo veo el más flojo. Es introductorio, así que es normal... :D Este libro es un derroche de imaginación.

En Elliot Tomclyde, la primera novela de Joaquín Londáiz Montiel, nos podemos encontrar una novela que nos habla sobre el descubrimiento de las verdaderas raíces de Elliot, la amistad, las mentiras y las traiciones. Además, se nos mezclan muchos tipos de criaturas, trasgos, elfos, duendes, fantasmas... Y algunas más que van apareciendo en el resto de las novelas. Si algo tengo que destacar es que los personajes principales son sarcásticos y con toques de humor, arrancando de vez en cuando sonrisas por sus salidas. Y, eso es muy bueno, avanzan a una velocidad vertiginosa.

Cuidado al detalle, Joaquín nos muestra un mundo precioso y delicado, que depende de los cuatro elementos para su supervivencia. Hay cuatro ciudades: Hiddenwood (en español, bosque escondido), Windbourgh, Bubbleville (villa burbuja) y Blazeditch. Eso es muy curioso y le da un toque especial. Mucha gente (la prensa, por ejemplo) lo tilda del Harry Potter español, pero aunque en el primero libro se nota su influencia, queda mucho más lejos y tiene un toque propio y original.

Otras de las cosas que me llaman la atención, son los altos cargos del mundo Elementa de Elliot, ya que cada elemento tiene un representante y una cúpula política, que dirigen las ciudades y las escuelas elementales en donde los jóvenes aprenden a dominar cada tipo de elemento. El Oráculo tiene muchas importancia y la Flor de la Armonía es importantísima 

La escritura del libro es un poco infantil, pero también entiendo que es la primera y que el autor no sabía muy bien si la aceptarían o no. Y como dato curioso cuento que Elliot Tomclyde fue entregada a la editorial y aceptada inmediatamente (siendo novel) y su segunda parte fue leída y corregida también, por lo que la saga se publicó en un período de tres años, y eso que son cinco... :D

Desde el principio hasta el final de la novela, el ritmo no decae y el misterio cada vez es mayor. Te atrapa y te envuelve con su ágil escritura y te introduce de manera brillante en ese mundo ideado en el que tan buenos momentos se pasan. Me hubiese gustado que la novela tuviese más amor, ya que es un tema que se toca de refilón, aunque el autor lo sabe refleja muy bien. En el resto de novelas, sobre todo en la quinta, podemos observar que el amor se desata y queda zanjada de buena manera. Ya os contaré en el resto de reseñas...
Si algo he echado de menos en esta novela, es, por supuesto, que no se describa nada más aparte de lo básico del mundo mágico. Simplemente, y como he comentado anteriormente, se nos nombran los elementos y sus dirigentes, pero poco más. Aunque el autor en las siguientes novelas nos desvela más y mejor de este mundo idílico en donde las razas conviven de manera armoniosa, podría haber comenzado más fuerte.

Elliot Tomclyde es una muy buena primer novela, con fallos nimios, pero que con el tiempo se pulen. El misterio y la intriga rodean a los personajes y el mundo Elemental es original. Sin duda, lo recomiendo ya que te introducirás en una aventura que recordarás de por vida.

6 comentarios

  1. Lo leí hace tiempo, y me gustó, y cierto que me molestaba un poco que lo tildasen del HP español =.='
    Puede que haya similitudes al principio, pero al final de das cuenta de que son dos mundos completamente diferentes.
    Sólo he leído los dos primeros, ¿hay 5, dices? OMG, y de dónde saco el tiempo y el dinero...?!

    :P

    Buena reseña! Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Eso es lo que más me fastidió, porque toma rumbo propio... :D Sí, uno por ciudad y un cuarto para desatar todo. Tengo que decir, que pese a que el autor no tiene idea de hacer un sexto, el final del quinto es completamente abierto. Tranquila, que las reseñas caerán en breve... :D
    ¡Gracias, un beso!

    ResponderEliminar
  3. yo lo lei hace unos añitos... y me costo. No recuerdo casi nada UU me quede al principio del segundo y los devolvi :P
    puede ser que ahora los leyera y me gustaran, no lo se

    ResponderEliminar
  4. Esta saga tiene buena pinta, tu reseña me a gustado.

    Un Saludo

    ResponderEliminar
  5. Buena reseña me a gustado, ya conocia la saga aunque todavia no la he leido.

    Un Saludo

    ResponderEliminar
  6. hey me encanta la saga y tu reseña es genial

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!