Buscar este blog

El camino del poder - Capítulo 3

domingo, 7 de noviembre de 2010


¡Hola!

Sois un@s cuant@s l@s que esperabais el tercer capítulo, ¿verdad? Bueno, pues con ese misterio os he dejado y espero que no defraude el Capítulo 3, contado desde el punto de vista de HALI y después desde el de Nora.

Si no has leído ni el primer ni el segundo capítulo, lo puedes hacer aquí (1 y 2).


El espejo me devolvía la imagen de la perfección, es decir, de mí. Mis alas se extendían alrededor de mis brazos, rodeándolos. Los cuernos que se asomaban por encima de mi frente y se retorcían formando extrañas formas me daban un aspecto mucho peor de lo que realmente era... O quizás no.
Me di la vuelta para observar cómo mi sirvienta, la servicial Ammi, me recogía la cola del vestido azul celeste.
-¡Espabila!
Ammi se dio prisa para responder a mi orden.
-¿Sabes qué, Ammi?
En un primer momento, la sirvienta no me contestó ni hizo amago de hacerlo, pero en cuanto vio que la cola del vestido se empezaba a mover y que me giraba, lo hizo repentinamente. 
-¿Qué, ama?
Sonreí y me miré al espejo de nuevo.
-Me siento la única mujer en el mundo, como si mi poder fuese... No sé, lo único.
-Sabe que eso no es real, ama. Usted sabe sobre la existencia de esa niña... La que... -comenzó Ammi. Mi mirada hizo que siguiese con el trabajo sin hablar.
-Sí, sé de la existencia de esa cría. Pero, ¿sabes? No me importa. Desde que Rakwind la cogió para mí está controlada. No me volverá a dar dolores de cabeza, Ammi. No me la recuerdes porque sabes lo que ocurre. Su madre, la Dabevil de las narices... 
Ammi se levantó y con la cabeza baja me miró. Le hizo un gesto con la mano para que se retirase a sus cuarto, necesitada estar sola, aunque me sintiese fuerte. Mi sirvienta me había dejado la cola del vestida atada a al espalda, dándole el aspecto de una lazo que me unía el resto del vesitdo. Me senté en el sillón que estaba a mi lado derecho. ¿Cómo estaría Cazz? ¿Habría sido buena idea mandar a Rakwind a por ella? No lo sabía, pero tenía por seguro que Dabevil estaba detrás de que los planes se torciesen en el principio. No había pruebas, pero ella estaba convencida. 
En sus infancia, Dabevil y yo éramos amigas. Nos conocimos cuando nuestros padres compraron caballos para nuestro cumpleaños y fuimos al establo para recogerlos. Ella me miró con cara de odio por comprar en el mismo lugar, pero más tarde me di cuenta de que esa era su faceta: odio. A día de hoy no entiendo el por qué de su casamiento con aquél engendro de hombre. Estaba completamente calcinado y en su aldea le llamaban el chuleta.
En fin, me daba dolor de cabeza pensar en ello. Me erguí en el sillón y me levanté dispuesta a hacerle una visita a Rakwind. A ver qué me deparaba Cazz... A ver qué me contaba mi gatito. Mi dulce gatito.


Abro los ojos y encuentro un anillo que me presiona el dedo. Me quema y lo intento quitar, pero la perversión del metal me deja furiosa por la impotencia. Estoy sobre una cama mullida en donde el olor de incienso llega desde el salón. Mi madre cocina un tipo de comida casera muy extraña a base de incienso y cremas naturales. No sé ni lo que es, pero como me niego a probarlo, nunca lo sabré. Mejor así.
De nuevo, me miro el anillo, ¿de dónde habría salido? Por la noche me acosté sin él y de pronto, en la mañana, aparece sin pedir permiso... Pero bueno, dejo el tema de lado y me siento en la cama, estirándome y desperezándome. Cuando los ojos enfocan la puerta, ya me siento despierta. Me pongo el calzado y la bata de lana de oveja encima a causa del frío invernal de la zona.
Me acerco a la puerta en el momento en el que escucho cómo mi madre pega un grito que espanta a los cuervos de los alrededores. Siento un frío que me recorre la espalda. Siento que las piernas me flojean, porque, pese a intentar evitarlo, sé que mi madre acaba de ser asesinada. No puedo pensar en otra cosa durante los dos minutos que me mantengo quieta, con el pelo rojizo erizado en la coronilla, mientras espero que la persona que le haya asesinado se marche por donde ha venido y no me haga nada. Lo suplico, lo ruego.
Al cabo de un rato, oigo la puerta cerrarse y me siento de pronto libre. El corazón me palpita con fuerza y me siento presionada. No quiero ver a mi madre tirada en el suelo. Me ha dado mucho durante mis quince años de vida y no quiero que me deje de esa manera.
Con todas mis fuerzas, mi alma se levanta con todo su poderío y gira el pomo de la puerta. Pero, en cuanto cruzo el umbral, veo a mi madre de pies, cocinando, tranquilamente. Me extraña y me acerco, cogiendo un tenedor que está al lado de mi plato de desayuno.
-¿Qué tal la noche, cariño?
En ese momento, mi madre se da la vuelta. Todo parece normal. Me mira. Me doy cuenta del detalle: sus ojos ahora son completamente negros. Como el vacío, como la muerte.
¿Os gustó? ^^ Espero que sí os haya gustado... :D Decirme vuestra opinión!! 

/JOSU/

6 comentarios

  1. Ay, Josu!!!!!
    Pero mira cómo me has sorprendido!!!!

    Ya con las clases y el trabajo no puedo estar todo el día visitando blogs como hacía hasta hace un mes...
    Y vengo a visitarte y me encuentro con que tienes un relato online!!!!

    Y qué bien escribes!!!!
    de verdad, que cuando publiques tu libro lo leeré con gusto.

    Me ha encantado... estaré al pendiente de esta historia ;)

    éxitos!

    besotes!!!!

    pd: eres malo, dejarme así con la intriga al terminar el cap!!!!

    ResponderEliminar
  2. Buf, ya hay tantos personajes que me pierdo xD
    ¿Cómo sabía Nora lo de su madre? O_O
    Espero que en el siguiente capítulo Hali se encuentre con Cazz, quiero saber qué planes se trae Hali >.<
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu blog, te sigo desde ya!

    cargadadelibros.blogspot.com

    ResponderEliminar
  4. Un capítulo que intenta revelar mucho... sin dar certezas. Sí, ya me había fijado que te gusta el misterio.

    uys, que miedito ese final.

    ResponderEliminar
  5. Siento el retraso querido Josu, pero tuve unos días de locos:D

    A mi me cae fatal la "maga-demonio" lo que sea esa... jajaj, aun que, su descripción fisica del principio me encanta:D

    La historia toma cada vez mejor rumbo:D

    kisses

    ResponderEliminar
  6. Ay, Josu!!!!!
    Pero mira cómo me has sorprendido!!!!

    Ya con las clases y el trabajo no puedo estar todo el día visitando blogs como hacía hasta hace un mes...
    Y vengo a visitarte y me encuentro con que tienes un relato online!!!!

    Y qué bien escribes!!!!
    de verdad, que cuando publiques tu libro lo leeré con gusto.

    Me ha encantado... estaré al pendiente de esta historia ;)

    éxitos!

    besotes!!!!

    pd: eres malo, dejarme así con la intriga al terminar el cap!!!!

    ResponderEliminar

¡Cucú! He aquí tu momento, ¡deja tu opinión!